una cita consigo mismo

Publicado en por martin arevalo

 

En cuanto a organización, sólo debe tomar esta hora de tranquilidad como cualquier otra "cita importante" durante la cual usted no está para nadie:

·         En su plan del día tómese la hora de tranquilidad como una entrevista o la visita a un cliente.

·         Refúgiese para esta hora de tranquilidad (indicándola así a su secretaria) o cierre la puerta; cierre el despacho y diga antes que no está para nadie.

Las continuas llamadas telefónicas, consultas de compañeros o similares puede contestarlas la secretaria y convenir llamadas posteriores. Esto parecerá incorrecto, pero sus obligaciones importantes deben recibir su absoluta atención por lo menos una vez al día.

Para la planificación de nuestros momentos de tranquilidad podemos tener en cuenta los espacios de tiempo con menos y mayor número de interrupciones.

En base a esto, intente esto:

·         Planifique su hora de tranquilidad durante los espacios de tiempo con menor número de interrupciones (mañana) y solucione en este tiempo sus obligaciones más importantes (obligaciones del tipo A).

·         Durante las horas de frecuentes interrupciones, cuente con ellas y solucione los trabajos menos importantes (obligaciones del tipo C).

 

Información Legal


Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1) se publique tal como está, sin alteraciones
  2) se haga referencia al autor (Martín Arévalo)
  3) se haga referencia a la fuente www.coachdenegocios.over-blog.es  ó www.coachdenegocios.org
  4) se provea un enlace a los datos del autor
 http://www.martinarevalo.com

 

 

Etiquetado en tiempo

Comentar este post